¿Sabes cómo elegir las cremas antiedad?

Una correcta hidratación y limpieza son necesarias a cualquier edad, sin embargo con el paso del tiempo debemos modificar nuestra rutina de belleza diaria e incorporar en ella el uso de cremas antiedad. Con la edad se reducen los niveles de colágeno y empiezan a aparecer manchas, arrugas, etc. por eso el uso de cremas específicas se convierte en algo indispensable.

¿Cuándo empezar a utilizar cremas antiedad?

Se recomienda su uso a partir de los 30 años, la pérdida de colágeno empieza a producirse en torno a los 25 años, por lo que es en este momento cuando empiezan a aparecer las primeras arruguitas. Debes tener en cuenta que si tu piel es seca las arrugas aparecerán más pronto o serán más pronunciadas.

Cremas antiedad a los 30

Si te encuentras en la treintena lo más importante es mantener una correcta limpieza e hidratación, además de una crema antiedad, es recomendable la adquisición de un contorno de ojos ya que las primeras arrugas suelen aparecer en esta zona.

 Cremas antiedad a los 40

Las arrugas empiezan a aparecer también en el contorno de los labios. La piel empieza a mostrar signos de cansancio, más sequedad y menos luminosidad.

Cremas antiedad a los 50 y más

A esta edad además de mitigar las arrugas tanto profundas como superficiales, las cremas antiedad deben aportar luminosidad ya que la cara suele mostrar un tono apagado. Es recomendable que la crema incluya vitamina C o ácido hialurónico en su formulación.

¿Cuándo empiezan a ser visibles los resultados de las cremas antiedad?

Es importante tener en cuenta que para que los efectos sean visibles debes ser constante, aplicarlas diariamente y seguir las indicaciones de uso de cada crema. De nada sirve realizar una gran inversión si luego no la utilizamos de forma frecuente. El resultado es una piel más suave, luminosa y arrugas menos definidas.

 

 

 

Deja un comentario