Invitada perfecta Vs invitada excesiva

La invitada perfecta Vs invitada excesiva es la comparación que siempre en un evento como puede ser una boda. Y detalles como un maquillaje o la elección de las joyas para invitadas pueden ser los que marquen la diferencia entre ir perfecta o traspasar esa frontera tan sutil que te lleva a parecer excesiva.

Veamos algunos ejemplos muy claros de cómo ser la invitada perfecta y también de como convertirse en esa invitada excesiva a la que nadie quiere parecerse.

La invitada perfecta apuesta por la calidad antes de la cantidad

La invitada perfecta siempre sabe qué es lo más adecuado. Se viste acorde con la ocasión y apuesta por la calidad antes que por la cantidad en la elección de las joyas. Ella sabe que el protagonismo debe de recaer sobre una pieza principal y que el resto deben de ser discretas.

Un buen ejemplo es el da la invitada que quiere llevar un recogido llamativo y que sea lo que más destaque en su look. En este caso elegirá una diadema joya o unos pendientes de chorro que destaquen su rostro y su peinado.

La invitada excesiva quiere deslumbrar más que la novia

La invitada excesiva tiende a querer acaparar protagonismo en un día que no le corresponde. El mejor ejemplo es el de la invitada en una boda que llega con un vestido de fiesta a una boda de mañana y con un exceso de joyas. Algo que puede parecer exagerado pero que nos permite ver exactamente a qué nos referimos y que, por desgracia, todos hemos visto alguna vez.

Se trata de saber donde están los límites y para no convertirse en la invitada excesiva la mejor filosofía es que, ante la duda, se elija siempre la opción más minimalista.

La invitada perfecta triunfa, la excesiva no

Finalmente, la invitada perfecta triunfa en cualquier evento. Logra llamar la atención por su gusto y por su outfit cuidado y se convierte en el ejemplo a imitar por muchas mujeres para futuros eventos. Un referente de la moda.

La invitada excesiva también se convierte en ejemplo, pero de lo que no se debe de hacer cuando se quiere lucir con clase y con glamour en una celebración. Y esto es algo que todas deberíamos de evitar.

Con este contrate entre invitada perfecta Vs invitada excesiva es fácil tomar partido y conseguir ser esa invitada perfecta que todos quieren en sus eventos.

Deja un comentario