Externalización de servicios en tu oficina

A la hora de centrarnos en la gerencia de nuestra oficina, existen multitud de factores y condicionantes que nos obligan a no prestar toda la atención que deberíamos a nuestras labores con el fin de solucionar multitud de problemas o gestiones que son de vital importancia. Por todo ello, la idea de externalizar todos los servicios que nos sean posibles, nos dará un plus de rendimiento y nos permitirá poder centrarnos en lo verdaderamente importante de nuestra empresa: nuestros servicios.

Pero, ¿qué tipo de servicios puedo externalizar con la confianza profesional debida?

Servicios externalizados

  • Contabilidad

Muchas empresas cuentan con departamento contable en sus oficinas con el fin de gestionar de forma más personal e íntima todas las cuentas y movimientos financieros producidos en la empresa. Esta es la mejor solución si tu empresa empieza a tener un volumen alto de trabajo, pero ¿y si tu empresa es pequeñita o simplemente eres autónomo y tu “papeleo” es bastante sencillo? Para esto, tu mejor solución es externalizar la contabilidad de tu empresa. Por unos pocos euros podrás contratar una gestora que tendrá tus gestiones al día, te informará sobre cualquier normativa relacionada con tu actividad y te evitará todo tipo de preocupaciones.

  • Gestión de residuos

Contar con un gestor de residuos es otra de las alternativas que puedes valorar a la hora de repartir prioridades en tu tiempo. Un gestor de residuos se encargará de todo lo relacionado en materia de reciclaje: compra venta de cartuchos de tinta o tóners, gestión de reciclaje en cumplimento de la normativa actual, gestión de residuos informáticos para su correcto tratamiento, etc.

La gestión de residuos en las empresas está regulada por ley, por lo que contar con un especialista en el sector puede ahorrarnos más de un susto.

  • Protección de datos

La nueva normativa sobre el tratamiento de datos en las empresas se ha encrudecido en este último año. Ahora, no basta con incluir el típico texto de protección de datos en nuestras comunicaciones, sino que es necesario contar con el consentimiento explícito para el uso de los datos. Por ello, las páginas webs, correos y demás han sufrido grandes cambios de adaptación para esta nueva normativa.

This entry was posted in Otros.

Deja un comentario