Si te gusta la lectura y amas coleccionar libros físicos, entonces es probable que tengas un poco de desorden en casa. Es que, aunque parezca sencillo, organizar libros tiene cierta dificultad, pues, a veces no sabemos en qué lugar disponerlos o si ordenarlos por fechas, ediciones, tamaños o colores de portada.

Para ayudarte a conseguir el orden que necesitas y a deshacerte de todo el caos que puedan estar generando tus preciadas obras literarias, hoy traemos para ti 4 tips para organizar los libros en una estantería que te serán de gran utilidad.

#1 Elige la estantería adecuada

En primer lugar, debes contar con una buena estantería, de esta manera tus libros estarán bien dispuestos, ordenados y será fácil acceder a ellos. Pero, en lugar de elegir un modelo tradicional e incluso, aburrido, te recomendamos que optes por estanterías de diseño para libros.

Este tipo de mobiliario cumplirá tanto su función principal, como una función decorativa, pues, tienen diseños muy bonitos y modernos, por lo que tus libros no solo estarán organizados, sino que también formarán parte activa de la estética de tu hogar.

#2 Ordena los libros por temática

Para evitar el desorden visual y, sobre todo, para poder encontrar los libros con mayor facilidad, lo más aconsejable es que los órdenes por temática: terror, suspense, drama, autoayuda, etc.

Dentro de este mismo esquema de orden puedes ordenarlos por tamaño (del libro más grande al más pequeño), volúmenes (Vol. I, Vol. II. Vol. III…) e incluso, por escala de colores. En este caso, dependerá de tus gustos y de lo que te ofrezca mayor comodidad.

#3 Ten cerca los libros que más lees

Es normal tener uno o más libros que leemos o consultamos de forma constante, por lo que para no alterar el orden al momento de sacarlos de la estantería, lo mejor que puedes hacer es darles un espacio exclusivo que además, sea de muy fácil acceso.

Así, cada vez que vayas a utilizarlos será sencillo sacarlos de su lugar y no tendrás que desorganizar el resto de libros dispuestos en el librero.

#4 Descarta los libros que no sean de tu interés

Un error bastante común es saturar la estantería para libros con ejemplares que hace tiempo no lees o que simplemente ya no te interesan. Debes descartarlos y darle ese espacio a libros que si lees y consultas de manera continua.

Pero, no se te ocurra tirarlos, al contrario, puedes donarlos a bibliotecas locales o a otras personas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.