Gastos escolares para padres separados

gastos escolares padres divorciados

No es cuestión de pedir ayuda con un juez para repartir la carga de gastos que implica el comienzo del año escolar de tu hijo. Podremos ayudarte a ser un poco ordenado si te encuentras en la situación de los “padres separados”. Primero debes tener en cuenta lo que firmaste en la sentencia de divorcio. Es decir, si este convenio establece un reparto de gastos, obviamente, la carga de dicho gasto lo tendrán ambos.

Este convenio debe seguirse al pie de la letra. Lo más común es que el gasto esté abonado proporcionalmente a cada uno de vosotros (padre, madre). Normalmente este pacto acuerda abonar la cantidad de los gastos escolares en un 50% por parte de ambos progenitores.

Muchas veces, los gastos del comienzo del año escolar de los hijos se ven sumergidos en un sinfín de cuestiones legales. Si no existe convenio alguno, se debe tomar en cuenta que el progenitor custodio se verá más afectado. Ya que este está en la obligación de abonar una cantidad de dinero más grande.

¿Qué pasa si no existe convenio legal y tampoco sentencia de divorcio?

Si aún no llegas a una sentencia de divorcio, no es momento de que te estreses. Lo que se hace normalmente es dividir el gasto a la mitad. No importa si alguno de vosotros asume una cantidad más grande de dinero que el otro, ya que ésta podría ser reclamada cuando la sentencia de divorcio ya esté firmada.

Si tu expareja no paga los créditos extras lo que debes hacer es reclamarlos. De nada servirá quedarte callado/a. El problema real aquí no es el acuerdo de pago, sino de aquellas cosas extracurriculares que tu hijo hacía antes de la separación. Entonces, ¿qué se haría en ese caso? Simple, si se pactó algo con anterioridad, los gastos se cancelan mitad-mitad. Si no fuera así, todo el gasto corre a cuenta del progenitor custodio.

Demandas y falta de responsabilidades

En resumidas cuentas, si el demandado paga voluntariamente, el dinero será ingresado directamente a la cuenta bancaria del demandante. Si no paga voluntariamente, el juez será quien facilite una cuenta para que el demandado haga el depósito, después, ese dinero será transferido a la cuenta del demandante. Pero, si no sucede ninguna de estas dos situaciones, finalmente se procedería a embargar parte del sueldo de quien debe de pagar dicha cantidad.