Intérprete y traductor

la interprete

Fotograma de la película La Interprete

Ayer vi la película “La Intérprete” (con Nicole Kidman y Sean Penn) y entendí mejor el peso que conlleva traducir de forma exacta el mensaje del transmisor para que el receptor capte al 100% la comunicación sin un ápice de “invención” o “manipulación” (por mínima que sea).

Siempre he creído que ser intérprete y traductor conlleva una gran responsabilidad, mucho mayor de lo que se pueda pensar en un primer momento. Imaginad, por ejemplo que un intérprete y traductor escribiera de forma incorrecta o inexacta el prospecto de un medicamento, o las instrucciones de un aparato peligroso, un mal entendimiento podría provocar un mal uso del producto, lo cual podría ser nefasto para la seguridad y/o para la salud de alguien.

En otros casos menos graves, lo que podría ocurrir es que la empresa quedara en ridículo ante el mercado extranjero y perdiera clientes, dinero y reputación. Ejemplo claro:

mala traduccion

Os dejo aquí otros ejemplos de traducciones fatales para que veáis lo malo que pueden ser para la imagen de una empresa: Artículo del Huffingtonpost.es

En conclusión: es muy importante tener un equipo de traductores e intérpretes que hagan su trabajo de forma profesional, minuciosa y cuidando al máximo los detalles (personalmente no he tenido trato directo con ninguna, pero hace poco mi madre tuvo que contratar una empresa de traducción para su trabajo y eligió Sylex S.L., por si os sirve como referencia como agencia de calidad) para asegurar una buena comunicación con los clientes y trasmitir una imagen seria y competente.

Si te ha gustado, ¡comparte con tus amigos! :P

Share to Google Plus

Deja un comentario